Revista Democracia
       
Logo Revista Democracia  
 
        Revista de análisis Político y Cultural de El Salvador y Latinoamérica Diciembre 11, 2017     
 
 
Actualidad
Ucrania: Rusia vrs. USA
Derechos Reservados RT 
 
Proximamente Debate Académico via:
 
Las Relaciones de Rusia y El Salvador
D.R. Euronews 
 
Los retos geopolíticos y del mundo de la comunicación en el presente y el futuro
D.R. Euronews 
 
 
 
     

Construir nación:
Los desafíos del nuevo gobierno

Julio Martínez. Maestro en Educación, Posgrado en Antropología Social.

 
 

Ningún gobierno ni bueno ni malo termina con las dificultades, siempre habrá cosas que hacer ya sea mantener los logros o resolver lo que el otro no pudo. Lamentablemente creo que hay pocas cosas en las que se debe poner el esfuerzo de mantener su nivel, pero demasiadas para resolver en la medida que el esfuerzo realizado es apenas cinco años.

Así, el menor de los problemas (aun siendo grande) puede ser la construcción de vivienda de interés social, los esfuerzos y logros en este campo requieren de una permanente acción, hast hace dos años un estudio del BID en 18 países decía que “En El Salvador, un 58% de los habitantes no cuenta con vivienda propia o sus viviendas son de mala calidad”, y la demanda crece a ritmo de 15 mil nuevas viviendas cada año. Problema grave, pero el menor de todos.

En el orden, la demanda de empleo y la poca oferta del mismo requiere de una alta dosis de creatividad para encontrar vías de solución que no atraviesen por la maquila. Hay una intención de crear empleos para los privados de libertad y es importante también en la línea de su re inserción social y económica. Por cierto, el número de privados es de casi 25,000.

La tasa de desempleo este año es de 6.7% sin embargo ese dato es un espejismo. El subempleo aborda ya casi al 18% lo que implica pues, que se requieren empleos dignos en el orden del 25%. El subempleo considera que si una persona se genera ingresos, así sea vendiendo lapiceros en un autobús, entonces no está desempleado.

La atención de salud sigue siendo un tema importante en particular para todos aquellos que no cuentan con la posibilidad de acceder a la ya mala atención de la seguridad social. El dato de quienes no cuentan con el servicio de salud adecuado es del orden del millón y medio de salvadoreños, quizá un poco más. Más hospitales, más doctores, más medicina. Un dato, este año no hay dinero para la prueba del VIH, fatal.

En cuanto a la educación, el gobierno de Funes dio una gran esperanza con el documento “ Vamos a la Escuela”, siendo que proponía nuevas y profundas ideas en torno a una nueva educación. No ha sucedido mucho. Sin embargo, se muestran los logros en materia de útiles escolares, zapatos y comida para los cipotes en la escuela, esto que es importante merece ser manejado desde otro ministerio como Salud y Economía. 

La mejora de la educación debería reflejarse en otros indicadores como los vinculados a la deserción, repitencia, matricula final, promedio educativo, analfabetismo, alza en la nota PAES y mejores escuelas y profesores.

La escuela de tiempo pleno nunca fue, y el concepto está diseñado, creo que este nuevo gobierno debe hacer esfuerzos para concretar este plan. He alabado el concepto de la escuela de tiempo pleno y cuando se difundió el plan mi pregunta era: ¿podrán hacerlo? Sigo hoy cuestionándome lo mismo.

Otro gravísimo problema es el de la corrupción en las oficinas de gobierno que abarca probablemente todos los niveles, incluyendo al Ejecutivo. Cuando a Vanda Pignato le preguntaron sobre el informe de El Faro, su respuesta fue elocuente, hablaba por sí misma: “Pregúntenle al presidente, él debe saber”.
El nepotismo, los favores políticos, los cobros de aranceles inexistentes, la contratación de empresas de amigos o en las que el titular es un socio son parte de las cosas que deben eliminarse, hasta el punto que los salvadoreños borremos de nuestro lenguaje la idea de corrupción del poder.

Pisto, problema grave, ¿De dónde saldrá el dinero para el gasto corriente del Estado? La única forma de obtener dinero es cobrando más impuestos, sin embargo eso ya está enfrentando al Estado con la empresa privada y puede ser también un elemento que genere alza de precios e inflación.
Podemos pensar en billete de Alba Petroleos, pero es inseguro, el acuerdo en relación a los 640 millones posibles de Alba consideraba la presencia exclusiva en la distribución de los hidrocarburos. Imposible.

La vía fiscal parece imponerse, un reto de lo más grande.
Finalmente, el tema de la inseguridad que hoy día afecta a la educación, el empleo, la productividad, la salud física y mental y hasta la tranquilidad de las personas. A eso se suman los “exterminadores” que tratando de resolver el problema por su propia mano, crean uno nuevo, el de la ingobernabilidad.
El número de miembros de pandillas es incierto, tanto como pueden ser 75,000 pueden ser el doble  o el triple. El número de policías es de casi 25,000, uno por cada tres pandilleros. Quizá uno por cada diez delincuentes. Terrible, un desafío terrible espera al nuevo gobierno y no, no todo es culpa de ARENA.


1o de junio de 2014
 
Danos tu Opinión:
 
   
www.Revista-Democracia.com    
San Salvador, El Salvador, Centro Amrica.
Telfonos: (503) 2225-3122 y 7300-2888
E-MAIL: director@revista-democracia.com, info@revista-democracia.com
XJMcom
Todos los Derechos Reservados, 2017